viernes, 10 de julio de 2015

Guía Fanfiquera: Consejos Finales

Y bien, ha pasado mucho tiempo ya desde que empecé esta guía y creo que llegó el momento de concluirla. No porque quiera hacerlo per se, sino porque creo que ya he cubierto casi todos los aspectos que quería cubrir.

Antes de seguir a lo último, quiero agradecer a todos los que han leído este proyecto y, sobre todo, a aquellos que han dejado comentarios. Es una pena que Blogger no me permita responderles apropiadamente, pero con toda sinceridad les agradezco y espero que esta guía les inspire a tomar la pluma y el lápiz (o la computadora y la silla) para empezar a crear mundos nuevos.

¿Qué es lo que falta, o sapientísima Ale-chan?, preguntarán algunos de ustedes. Únicamente algunos tips extras que me gustaría darles antes de concluir con la guía. Estos no tendrán mucha relación entre sí, pero espero que los tomen a consideración.

¡Empecemos!



Soy Muy Mala para los Summaries

Si me dieran un peso por cada vez que leo esto en los resúmenes de los fics podría comprarme la cloth de Saga de Legend of Sanctuary. He de admitir que la leyenda de "Apesto en los summaries, por favor dale una oportunidad a mi fic", no me desagrada tanto. Sin embargo, quise incluirla aquí porque sé de muchas personas que lo desprecian. He de admitir que tienen un buen argumento:

"Si no puedes escribir un simple summary, ¿qué me hace pensar que puedes escribir un buen fanfic?"

Mi consejo es éste: pon un summary. No importa que sea malo, no importa que sea ambiguo. Lo que importa es que el lector se de al menos una vaga idea de qué diablos se trata tu historia. ¿Cuáles son los personajes principales? ¿Es AU o sigue la trama original? ¿Es romántico o general? ¡Algo tienes que escribir! De lo contrario es probable que tu fic pase desapercibido y sea enterrado en las largas páginas del olvido. 

Si de plano sientes que la cosa es muy complicada (o insistes en el factor sorpresa), una buena alternativa es copiar una oración de tu fic. Tiene que ser una buena oración. No vale algo así como:

"Pisístrato tomó los presentes y los colocó en la cesta del carro."

Prueba algo con más feeling. Igual y no explica nada de tu historia, pero si está bien escrito llamará la atención:

"¡Oh dioses! Los mortales nos culpan de todos los males que sufren porque olvidan que son ellos quienes atraen con sus locuras las desgracias que el Destino jamás decretó."

Ni una oración ni la otra describen la trama del libro del que las tomé (la Odisea), sin embargo, claramente el segundo tiene más sustancia y es más indicado para ser usado como summary.

¡Así pues, haz summaries! ¡Tu posible lector te lo agradecerá!



¿Qué diablos es lo que está pasando?

Ya antes había hablado de esto: empiezas a leer un fanfic y no sabes ni qué personaje está hablando ni con qué personaje está hablando, ni en dónde están, ni qué se supone que deberían de estar haciendo.

Es de suma importancia que la trama de la historia sea aclarada en las primeras hojas del fic, es más, si puede hacerse en la primera escena, mucho mejor. El lector quiere saber qué es lo que está pasando y, si no le respondes pronto, puede que no se tome la molestia de seguir.

Claro, el misterio es interesante, pero si tarda demasiado tiempo en develarse no servirá de nada. Deja pues, en claro, de quién estás hablando y cuál será su rol en la historia. A nadie le gusta no saber lo que pasa.



Hey, yo ya sé lo que está pasando

Ésto es exacticamente lo opuesto al consejo anterior: cuando no propones nada nuevo, cuando es más de lo mismo. No frunzan el ceño, mis queridos. Esto es más común de lo que pareciera. Es claro que muchas escenas de los animes y mangas no profundizan tanto como uno quisiera. Es entonces que podemos aprovechar el mundo del fanfiction para explotar completamente ese momento. Sin embargo, lo que tenemos que hacer aquí es precisamente eso: explotarlo.

El lector no quiere leer un script del capítulo 36 de Naruto. Se supone que el lector ya lo vio y por eso mismo tienes que ofrecerle algo más. Quizá puedas relatar la escena a través de los ojos de un personaje secundario, quizá puedas explorar las razones de los personajes, quizá lo puedas relatar con un cómico aire sarcástico. Hazlo como las musas te lo permitan, pero hazlo diferente.

Nadie quiere la misma gata pero revolcada.


¡MAYÚSCULAS! ¡POR TODOS LOS DIOSES USA MAYÚSCULAS!

Nunca me cansaré de insistir en eso. Reitero también el respeto básico hacia las reglas de ortografía y redacción.


Este Fanfic es InuYashaxKagome
Al menos hasta el último capítulo en el que Kagome se muere e InuYasha se re-enamora perdidamente de Kikyo

No es necesario escribir en el summary el pairing que tendrá tu fanfic, pero si decides hacerlo entonces tienes que ser sincero contigo mismo y con tus lectores indicándoles el pairing real. Cuando quieres leer un fic con tu OTP (one true pairing) y la historia termina con una pareja totalmente diferente, es bastante enojoso. No sólo molestarás al lector, puede que hasta lo traumes de por vida. ¿Quieres traumar al lector de por vida?

Algo parecido va cuando se trata de decir quiénes son los personajes principales. De acuerdo, de acuerdo, quizá en tu fic aparezcan TODOS los Santos Dorados, pero... ¿es necesario que taggees a todos cuando en realidad sólo dos o tres son tus verdaderos protagonistas? Cuando veo que un fic tiene un millón de personajes en sus tags me hace pensar dos cosas: a) o el autor pretende jalar más lectores poniendo absolutamente todos los personajes de la serie, o b) REALMENTE todos los personajes son sus protagonistas. Ambas ideas me perturban y me hacen enojar. Sé sincero. Cuando todos son protagonistas, verdaderamente nadie lo es.

Lo mismo va para el rating del fic. Piensa que no a todos los lectores les gusta leer porno. ¡O al revez! No a todos los lectores les gusta leer cosas que no sean porno. Si tu fic tiene gore y violencia extrema, indícalo. Si tu fic tiene Mpreg, avisa. A nadie le gustan las sorpresas de ese tipo y recuerda que bajo advertencia no hay engaño.


Continuará...

En un mundo ideal les aconsejaría que no empezaran a subir un multichapter hasta que éste esté terminado. Sin embargo, sería muy hipócrita de mi parte el aconsejar algo que yo misma no sigo (ni de lejos). Los multichapter pueden tardar meses en terminarse, años incluso, y es algo ingenuo el pedir que no lo empieces a subir hasta que termines.

Sin embargo, lo que sí aconsejaré es que siempre hay que estar al menos un capítulo adelante que el lector. AL MENOS. Si tu fic tendrá un millón de capítulos, entonces no te vendría mal escribir unos cinco antes de empezar a publicarlo. ¿Por qué es esto? Antes que nada, lo ideal es tener un colchón por si quieres modificar algo de la historia. En segundo lugar, el tener ese colchón te dará mayor tranquilidad, no te sentirás tan presionado en actualizar y será más fácil que concluyas la faena.

No recomiendo que el autor principiante se aventure a escribir tres multichaps al mismo tiempo. Piensa que los multichap son como los hijos: cada uno merece su tiempo y atención, y los padres primerizos podrán sentirse muy presionados si dios los bendice con triates. Al menos nosotros sí podemos controlar cuántos fics haremos al mismo tiempo, así que lo mejor será tenerlos escalonaditos. No vaya a ser que uno lo descuides y decida huir de casa.



Sé lo que quieras ser... pero no tanto

Recuerda que una de las partes más esenciales de hacer un buen fanfic es hacer una buena personificación. ¿Y cómo saber si estás haciendo una buena personificación? Un buen tip para los autores veteranos es comparar sus trabajos en los que manejen al mismo personaje. 

¿Es realmente el mismo personaje? ¿O éste cambia su actitud arbitrariamente dependiendo de lo que desees? Es cierto que los personajes pueden tener varias facetas, pero es importante que el mismo personaje pueda manifestarlas sin perder la esencia de sí mismo. 

Si en un fic tu personaje es un cruel y despiadado antagonista y en el otro es un angelito puro y noble, es probable que estés cometiendo un severo error de personificación. Recuerda que el que es perico en todos lados es verde y no queremos ver a pericos coloreados como esos pollitos de las ferias.

Respeta a tus personajes, hazlos cabales, congruentes y, sobre todo, lo más parecido posible a los de la historia original. Recuerda: estás aumentando una nueva dimensión al personaje, no creando uno nuevo. 



Estudia

Estudia tu serie, tus personajes, tu ambiente, tu época, tu redacción, tu ortografía. Estudia todo lo que puedas, analiza la información, regístrala, conviértete en todo un recaudador de datos frikiesko.

Entre más sepas del mundo del que escribes, más creíble serán tus historias. Entre más sepas de tus temas lingüísticos, más demostrarás que tu trabajo te importa.

Respétate a ti mismo respetando tu trabajo y a tus lectores. El ser un buen autor requiere tiempo, esfuerzo y paciencia. Es sólo de este modo que podrás tener resultados que verdaderamente te harán sentir orgulloso. Nunca alcanzarás la perfección, pero podrás acercarte cada vez más a ella.

Fanart del fanfic Hearts of Ice por Krista Perry.
No te des por vencido

No te traumes si empezaste a escribir un fic que no va para ningún lado. Si ya explotaste todas las alternativas posibles y simplemente ya no puedes dar una palabra más, déjalo de lado. Quizá dentro de algunos años podrás retomarlo, quizá no. No te preocupes si ya empezaste a publicarlo: si te enfrascas demasiado en él es probable que no podrás ni terminarlo ni empezar con algo más. La mente tiene sus límites. Si reconoces que llegaste a uno, tendrás que ser fuerte y dejar a un lado ese obstáculo. Aún así no lo olvides: siempre considera la posibilidad de retomarlo o bien, si sabes exactamente qué fue lo que hizo que perdieras el interés por la historia, tenlo en mente para que no vuelvas a caer en lo mismo.

Por supuesto que lo ideal es terminar todos tus fics, sin embargo, yo creo que un fic sin terminar es mejor que un fic que empezó muy bien y después perdió el control y se cayó por el precipicio. No lo exprimas, no le des un final rápido con tal de quitártelo de encima. Mejor date un respiro. Cuenta hasta diez y retómalo en otro momento de tu vida. Si no es posible, entonces entiérralo y sigue adelante. No vale la pena ordeñar una vaca muerta (sin importar lo tristes que se pongan los seguidores de la mencionada vaca).

Ha habido muchos fics excelentes que se fueron a hiatus por AÑOS antes de concluir. Unos han sido de dos, otros de tres, pero hay algunos que terminaron después de más de once años. Mientras haya vida habrá oportunidades y un chance más para terminar con lo que empezaste.



Diviértete

Todos cometemos errores. TODOS. No importa si llevamos un día escribiendo, dos meses o quince años. Todos metemos la pata. Todos hemos hecho fics que hacen que se nos enchine la piel con sólo recordarlos. (Bueno, quizá haya algunos genios por ahí, pero acéptenlo: casi nadie es un genio). No te preocupes si tus primeros intentos son pobres. No te sientas culpable si reconoces que cometiste un error.

Estamos en esta vida para aprender y eso es precisamente lo que tenemos que hacer. Claro, en la medida de lo posible hay que mejorar, pero eso sólo lo haremos si seguimos adelante, si seguimos luchando y practicamos arduamente.

Escribir es un ejercicio muy catártico. Lo ideal es que te relaje, que te haga sentir feliz y orgulloso. Si no es así es porque te estás preocupando demasiado. La clave en la escritura de fanfics es disfrutar escribiéndolo. Recuerda: si tú no disfrutaste escribiéndolo, difícilmente el lector disfrutará leyéndolo.

Si bien escribí esta guía con el fin de que el autor primerizo explote de mejor modo su potencial, quiero dejar bien en claro algo. Escribir fanfics es algo que se hace por gusto y por cariño a las series originales.

Equivócate, haz Mary Sues, incluso escribe sin mayúsculas. Publica tu trabajo, comparte y sé feliz. Tienes todo el derecho de serlo. Si, claro... quizá seas responsable de algunas lágrimas de sangre. ¿Y qué? Mientras lo hayas disfrutado no importa. Escribe mucho, tanto como te sea posible, y poco a poco empezarás a exigir más de ti mismo.

Mejorar la redacción es un proceso que suele darse de modo natural, cuando comienzas a darte cuenta de lo maravilloso que es crear algo que está bien hecho. Sin embargo, para llegar a este punto, muchas veces es necesario meter la pata.

Como dije anteriormente: la ventaja del mundo de los fanfics es que cualquiera puede publicar. Sé un cualquiera y publica, comparte tus mundos, tus sueños y tus ideales. No hagas oídos sordos de las críticas constructivas, pero tampoco dejes que te desanimen.

Roma no se hizo en un día. Los buenos autores tampoco. Todos tenemos el potencial para serlo siempre y cuando disfrutemos lo que hacemos y nos enorgullezcamos de ello.

Y bien, mis queridos. Con esto llego al fin de esta larga guía. Espero que les haya ayudado en algo, ya sea para mejorar sus trabajos o bien para animarse a empezarlos. El mundo de fanfiction puede ser un tanto abrumador y espeluznante, pero una vez que comienzas a apreciar tanto sus cosas buenas como sus cosas malas podrás disfrutarlo enormemente.

¡Vayan! ¡Disfruten y sean felices!

La vida es demasiado corta como para vivirla sin fics.

No hay comentarios: